Inversiones

Invertimos en el stock propio de centrales solares y cubrimos aquí toda la cadena de valor. Actualmente, Enerparc tiene más de 400 centrales solares con una potencia de 1.800 MW en stock propio – desarrolladas por sí misma, construidas con un equipo propio y atendidas por empleados propios. Enerparc participa de licitaciones EEG (Ley de Energías Renovables), invierte en proyectos con tarifas de alimentación fijas y desarrolla centrales solares libres de subsidio en Europa con contratos de compra de energía (PPA) para proveedores de energía o compradores al por mayor.

  • 1.800 MW en stock propio
  • Planificación, construcción y operación
  • Participación en licitaciones EEG
  • Desarrollo de centrales solares libres de subsidio

Un Acuerdo de Compra de Energía (PPA, por sus siglas en inglés) es un contrato de adquisición de energía a menudo a largo plazo, por lo general entre un comprador de energía (comprador) y un operador de planta (vendedor) de Energías Renovables. Este contrato regula todas las condiciones necesarias, como la cantidad de electricidad, los precios negociados, el tratamiento contable o la duración del contrato. Dado que un PPA es un contrato bilateral, puede adoptar muchas formas diferentes, ajustadas a las partes contractuales. Los PPA se encuentran principalmente en grandes consumidores de electricidad (por ejemplo, empresas industriales), comerciantes, proveedores de energía y operadores de plantas de Energías Renovables sin sistemas de ayuda estatal. Las ventajas de un Acuerdo de Compra de Energía para los actores del mercado energético son, entre otras: seguridad de precios a largo plazo, posibilidades de financiación de inversiones en nuevas capacidades de generación de energía o reducción de riesgos en la venta y compra de electricidad.

La Ley de Energía Renovables (EEG, por sus siglas en alemán) fue introducida en el año 2000 como componente clave del cambio energético alemán. El objetivo de la política energética que se encuentra detrás de la EEG es lograr progresivamente para el año 2050 que el 80% del suministro de electricidad provenga de energías renovables, elevando así la proporción de energías renovables en el consumo bruto de electricidad (§1 EEG 2017). La EEG garantiza a los operadores de plantas de energía renovable una remuneración fija por suministro en cent/kWh durante 20 años, a partir de la fecha de puesta en funcionamiento. Por lo tanto, para los primeros equipos, la ayuda estatal finaliza en el año 2021. Un nuevo instrumento para el funcionamiento rentable continuado de estos viejos equipos, independientemente de la ayuda de la EEG, pueden ser los llamados Acuerdos de Compra de Energía.